Lo dijo Florencia Arietto, ex jefa de Seguridad Deportiva de Independiente, en una entrevista con ExpedientePolitico. Además acusó a Angelici de ser cómplice de los violentos.

El Gobierno anunció un decreto y ahora es el Estado el que dicta el derecho de admisión en el fútbol. Esta medida que se pondrá en marcha en los próximos días fue cuestionada por la abogada Florencia Arietto, dirigente del Frente Renovador y ex Jefa de Seguridad de Independiente.

¿Qué te parecen las nuevas medidas para la seguridad en el fútbol?

-Son medidas que se toman para la tribuna. Puedo considerar que es un pequeño paso adelante, pero no termino de creer el modelo. A Macri recién le voy a creer el día que lo ponga preso a Di Zeo. El día que eso ocurra me pondré a su disposición.

¿Crees que Di Zeo nunca va a ir preso?

-Lo dudo, ojalá Macri me sorprenda gratamente. Pero esto no va a pasar mientras Angelici, que integra la mesa chica del presidente, siga en Boca. La cabeza del poder debe soltarle la mano a quienes protegen a los violentos del fútbol, sino los protocolos no alcanza.

LEA MÁS  Con un nuevo formato de comunicación, Cristina hizo el reality del ajuste

¿El conflicto de las barras es cuento de nunca acabar?

-Nunca habrá resultados para erradicar la violencia mientras la delincuencia de los barras siga protegida por gente como Angelici. Y no es nada contra Boca. Todos los clubes tienen barras.

¿Y cómo conviven los barras con los dirigentes?

-Todos transan. La barra de San Lorenzo, por ejemplo, está financiada para que no haga lío. El día que le corten el chorro económico esa misma barra va a armar quilombo.

Los barras dicen que tienen la solución para frenar la violencia.

-Es un disparate. Si los barras quieren re insertarse en la sociedad, que primero cumplan las condenas. Los barras quieren legalizar la mafia.

¿La Policía, parece, tampoco es la solución?

-Ojo. Hay policías que hacen las cosas bien. El problema viene de más arriba. Del comisario, del Jefe de Operativo, que están metidos en los negocios con los barras. Y con los abogados de los barras, que se reparten la guita. El barra, que es un delincuente, sabe que de alguna manera alguien lo va a salvar y por eso comete el delito.

LEA MÁS  Anello pide la cabeza de un presidente

Habrá que ver cómo actúan los dirigentes con estas nuevas medidas.

-No vamos a ver muchos cambios. Los dirigentes son culpables por acción u omisión, son ellos los que tienen que pasar el listado de los que no pueden ingresar. Pero acá, en este país, a los dirigentes que luchan contra los barras son perjudicados. El caso de Hernán Lewin, que se tuvo que ir de Temperley, es el más emblemático. Lamentablemente el fútbol es un pequeño escenario de lo que pasa en el país.

Levinas le tiró un centro a Anguita, pero destapó la grieta en Intratables