Alejandro Vandenbroele todavía no ingresó al programa de protección de testigos, pero solo restan detalles formales. “Formalmente se concreta con su declaración, perro ya es un hecho“, afirman en el Gobierno y en la Justicia. De hecho, el abogado ya tiene custodia asignada.

¿A quiénes podría complicar con su relato? “Va a escupir hacia arriba“, habría dicho su ex abogado Germán Soria cuando renunció a su defensa hace unos meses.

Los principales apuntados serían el banquero Jorge Brito y Raúl Moneta. También podría aportar datos sobre funcionarios de la provincia de Formosa. Fuentes que están al tanto de las negociaciones creen que su “arrepentimiento” no incluye a Boudou ni a Nuñez Carmona, con quien mantiene una fuerte amistad. Tampoco correría riesgo el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray.

Vandenbroele habría tomado la decisión de contar algunos detalles cuando cayeron presos Boudou y Nuñez Carmona. Tiene miedo de correr la misma suerte. Su defensor oficial , pudo saber este medio, lo contactó con funcionarios del Ministerio de Justicia. Esta vez, Patricia Bullrich quedó al margen.