Desde sus vacaciones Ari Paluch se ocupó de dar los últimos retoques al duro recorte en su programa de Radio. Las condiciones de la productora, luego de la fuga de avisadores por el escándalo con sus ex colaboradoras, fueron recortar por todos lados.

Paluch se reacomodó sin tocarse el sueldo. En diciembre, intentó deshacerse de la mitad del equipo y bajarle el sueldo a otros tantos. Ardió Troya y la productora decidió dar marcha atrás.

Ahora la novedad es que sólo saldrá al aire la edición de la mañana. Los que escuchaban a Paluch en el regreso, un clásico de radio a esta altura, se quedarán con las ganas.

Además se decidió despedir a tres personas. Una de ellas está embarazada lo que anticipa un escándalo en puerta.

Entre las personas despedidas, está la locutora del turno mañana, que hace unos meses había tenido un entredicho al aire con Paluch, después que el conductor hiciera un comentario fuera de lugar que hizo que la locutora rompiera en llanto al aire.