El Ministro de Cultura, Pablo Avelluto, decidió achicar gasto metiendo el lápiz rojo en la Compañía de Danza por la Inclusión que dirige  Iñaki Uriezaga. El bailarín clásico consideró la medida como “una decisión contraria al arte”.

El ministerio pagaba 30 millones de pesos anuales por ese plan artístico que Iñaki había conseguido por iniciativa de la ex Ministra de Acción social, Alicia Kirchner.