A las 12.07, Baby Echecopar abrió su programa El Angel del Mediodía, con un “Buenos días, país. Buenos días, Argentina”. Así, el conductor le dio arranque a su programa del martes en un día en el que su nombre estuvo involucrado por la marcha que se declaró en su contra por incitación a la violencia contra las mujeres.

Esta vez, curiosamente, no hubo editorial como cada día. Y tampoco hubo mención sobre la concentración que se hizo en Comodoro Py por los dichos de Echecopar sobre la violencia de género.

Baby, “la lengua más rápida del dial”, según la presentación de Radio, comenzó el programa conversando sobre las fotos desnudas de Lucila de Ponti y Fernando Espinoza que se viralizaron en las redes sociales. “Yo a ella la voto, tiene una cara muy linda”, dijo Echecopar sobre la diputada.

“A mí siempre me gustaron más las peronistas que las de Cambiemos. Me calientan más. Además, las peronistas van por un panchito. Cristina también me calienta, más cuando habla”, dijo Baby.

Luego, le pegó a Espinoza, pre candidato a diputado por la Unidad Nacional, de quien se conocieron en las que se los ve totalmente desnudo. “Depilate”, fue el consejo del conductor. Luego, le dedicó una canción: “Chiquita y peligrosa, es la de Espinoza”.

Mientras tanto, desde Comodoro Py, un grupo de mujeres se pronunciaron contra Echecopar a través de un escrache. “Basta de mensajes machistas de este personaje que hace apología del crimen”, apuntó una de las voceras. A la vez, castigó a los medios de comunicación por “divulgar y permitir que estos dichos salgan al aire con total impunidad”. “Exigimos la pena correspondiente”, finalizó, para luego gritar entre todas las presentes: “Baby, con nosotros, NO”.

Y una curiosidad: la comunidad boliviana tuvo un rol protagónica en esta protesta, seguramente sindicada por los permanentes ataques de Echecopar, el hombre que hoy hizo silencio de radio.