El Gobierno porteño viene prometiendo la reducción del costo expensas ante la desregulación de algunos controles que son obligatorios o eliminar las viviendas de los encargados de edificios.

Desde las empresas que prestan servicios en la Propiedad Horizontal, advierten que las promesas son engañosas y que el proyecto encierra nuevos controles en manos del estado que podrían vulnerar derechos tales como la privacidad de datos personales de los consorcistas.

Fuentes de la legislatura porteña advierten un debate que se viene será acalorado y anticiparon que no será nada fácil bajar las expensas. La Cámara Argentina de Sistemas Informáticos para la Propiedad Horizontal reunirá a 500 personas en el Centro Cultural Armenia, el jueves a las 16 30, para oponerse a el proyecto de Larreta de Consorcios Participativos.