El rumor corrió desde temprano en los pasillos de Comodoro Py. Una cumbre de jueces federales dentro del edificio alarmó a todos los periodistas que recorren a diario el edificio. Y comenzaron a tejerse distintas especulaciones. Finalmente trascendió que el encuentro fue con representantes de la OEA y en el despacho del juez Rodolfo Canicoba Corral. El objetivo del encuentro fue discutir estrategias para darle celeridad a pedidos de extradición y otros temas de la vida cotidiana de los juzgados federales. Los únicos ausentes fueron Maria Servini y Claudio Bonadio.