“Y, es año electoral”, suelen repetir en los pasillos del Congreso para justificar la baja actividad legislativa en ambas cámaras. Este año no fue la excepción y se trabajó bastante poco. Ahora ya pasadas las elecciones, el oficialismo quiere impulsar distintas iniciativas para que salgan antes de fin año.

Esta semana que viene será de alto voltaje. Al ser la última de comisiones antes del cierre de sesiones ordinarias, habrá una buena cantidad de reuniones para dictaminar y sesionar, entre está y la semana próxima, una batería de proyectos en los famosos “paquetes de fin de año”.

LEA MÁS  Se abre la pelea por los despachos en el nuevo Congreso

También esta semana ingresarán las reformas laborables y tributarias a Senado y Diputados respectivamente. La idea en ese caso es tratarlas en extraordinarias, en el mes de diciembre ya con el nuevo Congreso.

Los diputados electos jugarán el 6 de diciembre y asumirán cinco días después. Se deberán acomodar rápido porque también tendrán que aprobar el Presupuesto 2018.

En dos meses el Congreso tendrá más actividad que en todo el año. Casi como un traje a prueba de lo que será un intenso 2018.