El Gobierno alcanzó un pequeño triunfo con un acuerdo muy importante para profundizar e impulsar sus reformas tributarias y laborales.

En Tierra del Fuego, se logró evitar despidos de personal y reducir impuestos a cambio de un congelamiento salarial. Los productos fabricados en la isla tendrán una reducción al 0%, mientras que el resto será gradual durante el 2018 hasta el fines de 2023.

Pasando en limpio, el producto que llegue importado caerá progresivamente: 9% en 2019, a 7% en 2020, a 5,5% en 2021, a 3,5% en 2022, a 2% en 2023 y a 0% desde 2024.

LEA MÁS  Macri endurece el control del presentismo

Todo esto se consiguió con el apoyo de la UOM de Antonio Caló, que aceptó congelar salarios hasta el 30 de junio de 2020. La letra chica de la negociación arroja que esto se permitió también porque el sueldo promedio de un trabajador en Tierra del Fuego es de 70 mil pesos mensuales. Además de poder jubilarse a los 45 años.

La noticia se celebró en Casa Rosada ya que consideraban clave resolver este conflicto para mejorar productividad y mejorar precios de tecnología para consumidores.

LEA MÁS  Macri sigue de cerca lo que pasa con Piñera en las elecciones de Chile