Para mitigar la ansiedad en la concentración argentina, el plantel de la Selección mata el tiempo jugando a las cartas. Al truco, más precisamente. Y la dupla que parece imbatible es la que conforman Messi y Agüero. Dicen que se entienden con la mirada y que nunca se sabe si el Kun miente o no.

En el torneo interno que se organizó en el bunker argentino, Messi y Agüero son los candidatos, aunque la pareja que integran Di María y Banega puede pelearle el trono. Cada pareja debió abonar 100 dólares por la inscripción y, dicen, después se viene el campeonato de tres, en los que Messi jugará con Mascherano y Di María.