¿Ficción o realidad? Eso se preguntaron muchos cuando minutos después de la semifinal, el belga Hazard protagonizó una entrevista que llamó la atención de todos.

El delantero del Chelsea estaba aún en el campo de juego cuando los periodistas le hicieron las preguntas de rigor y la pregunta fue instantánea: ¿cómo es posible?

La tecnología, una vez más, lo hizo. Esta vez a través de un holograma. Impresionante y novedosa manera de entrevistar al crack, todavía vestido con la casaca de su equipo, con los dos conductores sentados en un pupitre por la ilusión óptica.

Este nuevo diseño de entrevista ya lo habían hecho los medios belgas luego del triunfo ante Brasil. Pero esta modalidad ya su utilizó, por ejemplo, en las finales de la NBA. Es, sin dudas, una de las sorpresas de la Copa del Mundo a la que habrá que acostumbrarse.