Tras el desalojo en la madrugada, y los incidentes que coparon la agenda de los medios, el Gobierno porteño comenzó un censo esta misma tarde. Los primeros datos. 

Entre los primeros 280 manteneros cansados por el Ministerio de Desarrollo Social hay un dato que llamó la atención de las autoridades: casi un 10 por ciento tiene antecedentes penales, revelaron fuentes oficiales a ExpedientePolitico.

Los manteros dejaron sus datos para recibir beneficios sociales e ingresar en el monotributo social. Las autoridades están ofreciendo lugares en un galpón que fue acondicionado frente a la Agencia de Control Gubernamental, a metros de la estación de Once.

Aunque uno de delegados habló de una oferta para trabajar cerca de la cancha de Huracán, en fuentes oficiales desmintieron ese dato. El delegado que habló ante los medios, apodado Chipi, había agredido a un equipo de America 24 hace tiempo. En el noticiero de la tarde se mostraron las imágenes de archivo cuando el supuesto delegado amenazaba a los periodistas con un cuchillo en plena calle.

La reunion entre los manteros y las autoridades pasó a un cuarto intermedio hasta mañana. El Gobierno de la Ciudad mandó a un funcionario de segunda linea de la Jefatura de Gabinete y representantes de otros ministerios.

El FBI analiza los billetes del escándalo de José López