El Papa Francisco recibió a la familia de Santiago Maldonado en el Vaticano y Eduardo Feinmann se enfureció. “No hizo esto con las hijas de Nisman. A ellas las recibió en un corralito en audiencia pública. Me da pena”, dijo el periodista en América 24.

“Hoy a la mañana me enteré que el Papa los recibió una hora en su residencia privada y que les regaló la foto. Me siento engañado hasta por gente que es cercana al Papa. Es pecado mentir”, explicó Feinmann. “A las hijas de Nisman las recibió 45 segundos. No recibió a las víctimas de Milagros Sala, tampoco a Margarita Barrientos. Sí a la familia de Maldonado”.

“Espero que la familia de Maldonado le haya hecho escuchar al Papa lo que le cantaba Santiago. El detestaba a Bergoglio y le dedicó una canción”, indicó el periodista. En la canción, se refiere al Papa como “Fucking Santo Sudario” y como “una verga”.

No es la primera vez que Feinmann opina sobre Maldonado. Hace aproximadamente un mes, el periodista reaccionó ante una editorial de Sebastián Abrevaya de Página 12 en la que se defendía al artesano muerto. “Se ahogó escapando después de cometer un delito por apoyar a un terrorista”, escribió en su cuenta de Twitter.