Se trata de María Gabriela Ricagno (en la foto a la izquierda), la abogada del narco Henry de Jesús López Londoño. Los detalles que nadie te cuenta.

Ricagno tuvo un fin de semana para el olvido. El viernes pasado se le encontró un mapa al ingresar al penal de Ezeiza. A partir de ese momento se investiga si hubo un plan de fuga para “Mi Sangre”.

La abogada, según pudo saber ExpedientePolítico, es esposa del juez Guillermo Puime, integrante del Tribunal Oral Criminal 5 de Lomas de Zamora.

La abogada quedó en la mira de los investigadores por ser parte de un presunto plan de fuga de López Londoño, quien está detenido desde hace años esperando su extradición a los Estados Unidos para ser juzgado por narcotráfico.

Lo más llamativo es que al retener a la abogada y el mapa que llevaba en su poder, los penitenciarios no dieron aviso inmediato al juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena. Por eso, la abogada no fue retenida y tampoco el mapa. Al recibir el sumario. el juzgado se encontró con la sorpresa que no estaba la copia original del mapa en cuestión.narcotrafico-2263618w620

Finalmente se hizo una requisa de la celda de “Mi Sangre” y apareció un Iphone y un modem que no estaban autorizados por la Justicia. En la Justicia hay muchas dudas porque esto ocurrió justo cuando la Procuración estaba por recomendarle a la Corte Suprema la extradición.