Natalia Mira cruzó a Eduardo Feinmann desde una toma del colegio . La estudiante de lentes y militancia aguda, repitió varias veces la palabra compete, para hablar del tema del aborto.

Esto a Edu lo alteró, quien le recalcó que le gustaba decir la palabra “compete”, a la cual pronunció con sorna.

La estudiante no recordo el nombre de un biólogo que quiso citar como ejemplo de la concepción de vida refutando que sea desde el embrión mismo, pero no recordó el apellido. Feinmann no se la dejó pasar. “Cuando sepas se quien estas hablando me llamas”.

Las chicanas de Edu fueron un deja vú de sus anteriores cruces con chicos de tomas de colegios. Un clásico imperdible.

El conductor se indignó porque los pibes le pusieron el pañuelo verde al busto de Sarmiento.