Nicolás Traut fue arrestado este martes en su departamento de Le Parc. Se lo acusa de liderar una banda que hackeó un banco y robó $ 3,6 millones. Los detalles

Traut se casó con Laura Miller en diciembre y a los pocos días su teléfono comenzó a ser escuchado en el marco de la causa judicial que investiga el hackeo de las cuentas bancarias de la municipalidad bonaerense de 25 de Mayo para robar 3.600.000 pesos. Fueron tres meses de escuchas judiciales.

Para la Justicia hay pruebas contundentes y este martes fueron de detenerlo. Según fuentes del caso consultadas por ExpedientePolitico, Miller habría reclutado a otras tres personas de su entorno que luego consiguieron una docena de “voluntarios” para transferir el dinero. Todos se prestaron a cambio de una comisión.

En noviembre, otras 12 personas ya habían sido apresadas por la misma causa. Si bien fueron excarceladas, siguen procesadas pero en libertad.

El nombre de Traut no surgió de las indagatorias de noviembre sino de mensajes de texto y mensajes entre algunos de los implicados. A partir de ese momento, la Justicia ordenó las escuchas y terminó de confirmar que fue el “cerebro” del robo.

De las escuchas también surgieron datos de otro tipo de delitos. Se habla de facturas truchas y cuentas en el exterior de dudosa procedencia.

Traut tenía una vida ostentosa. Además de moverse en un BMW, vivía en Puerto Madero. Pero el departamento no era suyo. “Lo alquilaba y pagaba 1200 dólares“, dijo un investigador.

La misma fuente confirmó que Miller no estaba al tanto de la maniobra delictiva. Al menos eso surge de las escuchas telefónicas.

El hackeo informático se produjo el domingo 20 de noviembre, pero recién fue detectado el día siguiente, a las 11, por el tesorero municipal, cuando el banco inició su actividad comercial habitual. Los hackers ingresaron a las cuentas de la comuna y comenzaron a realizar las transferencias de fondos a otras de distintos bancos.

La venganza de “Acero” Cali: denuncian a Sujarchuk por un emprendimiento inmobiliario