Un grupo de feministas marchó en el centro porteño por la absolución de Nahir Galarza, la joven que fue condenada a cadena perpetua por asesinar a su novio de dos tiros.

La manifestación fue muy escasa en convocatoria y apenas se vio un puñado de mujeres con las caras tapadas, frente a las cámaras. Las pocas que mostraron sus rostros se diferenciaron del grupo más radical y dijeron que no estaban a favor de la absolución sino de un “tratamiento igualitario en caso de femicidios”.

La particularidad de la jornada la dio una de las chicas que marchó y habló antes los medios. Aseguró que “hay una campaña de odio y de desprestigio de representantes de la derecha como Jorge Lanata y Agustín Laje“.

Ambos periodistas se habían manifestado en los últimos días en contra de la marcha, lo que les valió los insultos del colectivo ultra femenino. En las redes, Laje rápidamente les contestó.