La responsable de la OA justificó al jefe de la cartera política. ¿Qué dijo.?

Laura Alonso volvió a quedar en el centro de la escena por una polémica posición desde su lugar, la Oficina Anticorrupción.

Esta vez, la ex diputada, culpó al titular del RENAPER Juan José D’Amico por un ploteo con la firma de Rogelio Frigerio en documentos del organismo, que está bajo la órbita del del ministerio del Interior.

En la resolución de la OA se señala que el propio D’Amico explicó que “se mantuvieron el diseño las modalidades de difusión de la gestión anterior, a cargo de Florencio Randazzo”.

Alonso, nuevamente en una posición incómoda como en otras oportunidades, atinó a decir que “no corresponde en folletería o publicidad oficial poner el nombre de un funcionario, ya que no debe aprovechar su cargo para publicitarse” y agregó :” el ministro ignoraba el tema”.

Navarro reunió a periodistas K con Zaffaroni para una encendida defensa de Cristina