Los vaivenes de Cambiemos ya merecen un programa culinario en cable. Se podría llamar “Lilita los cocina”. Mientras el presidente cenaba con el partido radical junto con el Jefe de gabinete que ocupó la cabecera, Carrió se reivindicaba con las propinas en la ciudad de La Plata.

Tuiteó arrobando a Marcos Peña y a su amigo Mario Negri. Por la mañana, el jefe de gabinete les dijo a los periodistas que era deseable evitar algunas bromas para no herir la susceptibilidad dentro de la coalición.