La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Ciudad de Buenos Aires confirmó los procesamientos por homicidio culposo del endoscopista Diego Ariel Bialolenkier y de la anestesista Nélida Inés Puente, en la causa que investiga la muerte de Débora Pérez Volpin.

La medida se conoció como respuesta a la apelación al fallo en primera instancia que había realizado la defensa de los profesionales. Además, el juez Carlos Bruniard embargó a ambos por 1.700.000 pesos.

El magistrado manifestó en el fallo que el endoscopista no pudo explicar qué causó que la paciente que “no presentaba patologías preexistentes de causas inflamatorias, infecciosas, vasculares o neoplásticas idóneas para producir o contribuir a su muerte tuviera un desmejoramiento que terminó con su vida”.

Por otro lado, en cuanto a la actuación de la anestesista, los jueces concluyeron que no había conectado el oxímetro y por lo tanto no prestó debida atención al descenso de la saturación de oxígeno en la sangre de Pérez Volpin

La muerte de la legisladora de 50 años, ocurrió el 6 de febrero por un paro cardiorrespiratorio mientras le practicaban una endoscopía en el Sanatorio de la Trinidad.