Leonardo Nardini, intendente de Malvinas Argentinas, en 2015 desbancó a Jesús Cariglino después de 20 años de ejercer el poder como cacique en el conurbano. Se convirtió en el intendente peronista más joven del GBA. Ahora apoya a Cristina y confía en que vencerán en las elecciones. En un guiño a Randazzo, abre la puerta a la unificación del peronismo después de las elecciones.

-¿Cómo ve a Cristina de cara a la en la Provincia?
-Cada momento que va pasando la figura de Cristina se va agrandando. De acuerdo a la realidad de poder hablar con la gente, encuentra en la figura de Cristina y de Unidad Ciudadana ese reflejo de aquellas promesas de campaña que hizo Cambiemos en 2015 y hoy la gente no se siente correspondida.

-¿Cómo impacta la ruptura del peronismo en la elección?
-Fue una pena que no se haya podido armar una lista de unidad, más que nada teniendo en cuenta que es lo que veníamos trabajando un grupo de intendentes durante un montón de tiempo. Pero ya está, los problemas hay que afrontarlo, mirar para adelante y hoy en Malvinas Argentinas el número del Frente Justicialista oscila entre 5 y 7 puntos, que una vez pasada las PASO, que es una encuesta en tiempo real, la gente va a terminar eligiendo ponerle un freno a la política de ajuste de Cambiemos.

-¿Podría haber una unidad del peronismo después de las elecciones?
-Hay que trabajar por eso. Se trabajó antes de los cierres de listas y hay que seguir intentándolo. Un frente electoral, un proyecto político no tiene que ser sectario. Sino hacerle entender a los compañeros que muchas veces nos termina uniendo lo que plantean los vecinos. La gente no la está pasando de la mejor manera, se ha incrementado y profundizado a través del tema tarifario de los servicios públicos, la inflación no para, el dólar todavía sigue en escala. A nosotros nos pasaba con los trabajadores en la campaña 2015, que nos cuestionaban por el pago del impuesto a las Ganancias, porque no les convenía hacer horas extras porque se lo terminaba sacando el impuesto. Hoy, no sólo no tiene las horas extras sino que también paga impuesto a las Ganancias. Y encima algunos, el riego de perder su empleo y otros con la incertidumbre de poder continuar con esquemas de retiros voluntarios, de achique dentro de las empresas.

-¿Cómo es su relación con el Gobierno?
-Con mucho respeto planteamos las diferencias al Gobierno central porque tratamos de ser una oposición constructiva. Y a través de la propuesta y frenar la política de ajuste poder llevar adelante una opción tanto para las elecciones de medio término como en el 2019.

-¿Qué significa volver a enfrentar a un apellido histórico de Malvinas Argentinas como el de Cariglino?
-En realidad tratamos de hacer lo que decía el General Juan Domingo Perón, generar el trasvasamiento generacional. Yo soy el intendente más joven del Conurbano bonaerense y trato de repetir lo que me enseñó el dirigente que me dio el espacio político a mi (Luis Vivona) y encabeza la lista de Unidad Ciudadana una compañera de 28 años, a punto de recibirse de ingeniera, ya profesional a cargo de un área institucional, que no tiene mi mismo apellido, ni hace prevalecer lo familiar sino la construcción de un proyecto político. La sociedad de Malvinas ha visto todo el esfuerzo que hemos hecho en este año y medio, a diferencia del Gobierno.

-¿Gana Cristina?
-Sí, estoy convencido de que va a hacer una gran elección. Tal vez lo que nos genera ansiedad es saber cuánto es la diferencia pero hay que entender que hay tres espacios políticos bien diferenciados, donde todos van a tener una porción de los votos. La diferencia no creo que vaya a superar en ningún sentido los cinco puntos.