Las imágenes impactan. Un helicóptero sanitario de la provincia de Salta arroja alimentos a una comunidad wichi que vive en Las Vertientes. Desesperados, niños y mujeres se abalanzan sobre la ayuda social, como si fuera una geografía africana.

Junto a otros parajes de la región de Santa Victoria, son áreas afectadas por las fuertes crecidas de los ríos y las inundaciones que obligaron a evacuar hasta un 70% de la población.

Como muestra el video, el trato fue comparable a tirarle comida a animales…

La ministra de Salud provincial, Edith Cruz, justificó el procedimiento argumentando que es la comunidad wichi y su Cacique quien deben organizarse y que el caso que se evidencia en el video fue “excepcional”.

Las denuncias de desatención sobre esta población vulnerable son sostenidas en el tiempo, e invisibilizadas por los grandes medios. El antecesor de la Ministra debió renunciar por la muerte de dos niños wichis desnutridos.