El caso de los cuadernos de la corrupción llegó al debate parlamentario de Ecuador, donde por amplia mayoría decidieron votar para que se saque la estatua de Néstor en la sede de UNASUR, que se empezó allí en épocas del presidente Correa. Los tiempos y los vientos políticos cambiaron.