Antes de verse  con el jefe de gabinete, Marcos Peña, el actual embajador en Ecuador minimizó la teoría del “plan desestabilizador”.

Juez desembarcó en la ciudad de Deán Funes, en un plenario del Frente Cívico aliado de “Cambiemos”, ¿poniéndose el traje de candidato para octubre? Allí, admitió que “el peronismo fuera del gobierno es salvaje”, pero al mismo tiempo agregó que “somos muchos los argentinos que no les tenemos miedo y sabemos que no hay ningún helicóptero esperando en ninguna terraza”.

El verborrágico funcionario concedió que el momento “es complejo, complicado”, pero que al conocerse “la verdad” es posible tener un diagnóstico y enfrentar la situación.

LEA MÁS  A Cornejo no le sobra nada

“Si a Macri le va mal, nos va a ir mal a todos. Y lo que viene es peor”, señaló en coincidencia con los que alientan una confrontación a cara de perro con los sectores más radicalizados del peronismo, minimizando “la ancha avenida del medio” que no termina de asfaltar el líder del Frente Renovador, Sergio Massa.

Encuesta Expediente: ¿Cómo estuvo Mirtha con Macri?