Los juicios orales suelen ser odiados por muchos abogados, obligados a pasar largas jornadas en Tribunales. En Comodoro Py, se suma otro problema: el edificio está aislado y no tiene muchas opciones para ir a comer. El tema surgió en el juicio de Ciccone.

Este martes, en el intervalo entre la declaración de Laura Muñoz y la de José Maria Nuñez Carmona, el abogado Pablo Slominsqui pidió más tiempo para buscar un lugar para comer. Los jueces del TOF 4 se negaron. Cuando volvieron, uno de los jueces lo chicaneó: “¿Pudo resolver el problema doctor?”. El abogado se quedó con ganas de responder de otra manera.