El hombre que comandó el traslado del “Mono” Minnicelli a la Ciudad de Buenos Aires y luego a los Tribunales de Retiro hizo una carrera excepcional dentro de la Policia Federal.

Se trata del comisario Carlos Alejandro Ñamandú (en la foto a la izquierda)  actual jefe del Departamento de Delitos Federales. Su carrera tuvo un antes y un después de conocer a Aníbal Fernández, durante el kirchnerismo.

Ñamandu comenzó siendo el jefe de la custodia de Fernández. Estuvo muchos años en esa tarea. En esa época, logró ubicar a su mujer, de profesión abogada, en un lugar estratégico, el RENAR, cuentan dentro de la fuerza.

Luego fue ascendido y nombrado al frente de un área clave de la fuerza de seguridad. “Lo ascendió Román Di Santo aunque no era comisario inspector, antes había estado en Armas y Agencias”, detalló una fuente policial.

 

Pese a ser un hombre de Aníbal, Ñamandú se movió muy bien con el cambio de gobierno y logró seguir escalando posiciones. Hoy sigue siendo muy poderoso dentro de la PFA.