Dos ex empleados del secretario de Obras Públicas lo vincularon con la seguridad privada que vigilaba la casa de Tigre. Hay decenas de testimonios contra José López en la causa que se investiga su patrimonio. Tal es así que el fiscal Federico Delgado decidió hacer una denuncia para que se investiguen otros delitos.

En esa presentación aparece un sindicalista. Se trata de José Luis Lingeri, del sindicato de Obras Sanitarias.  El testigo Diego Gustavo Ledesma dijo: “Nos llamó la atención que en el año 2014 aproximadamente, levantaron el muro y el portón del frente y pusieron seguridad dentro de la propiedad, ni bien pasabas el portón había una construcción de dos ambientes y allí había custodios, que si bien eran de una empresa de seguridad privada, eran contratados por Aysa. Eso me lo dijo en una oportunidad uno de los guardias”.

Además, el testigo Eduardo Antonio Perrone especificó que los guardias “estaban de civil” y “los consiguió alguien ligado al  sindicato de Obras Sanitarias, José Luís Lingeri”.

Lingeri pertenece al sector de los Gordos en la CGT junto a Armando Cavallieri y Gerardo Martínez (UOCRA).

López también usaba los choferes del Ministerio para cuestiones personales suyas, de su mujer y sus hijas. Y hay denuncias que los autos los aportaban los contratistas del Estado.

Fotos exclusivas: los años felices de López antes de los bolsos