El intendente de Tres de Febrero salió a responsabilizar a los padres de los 18 menores que están imputados en su distrito por las constantes amenazas de bomba que vienen interrumpiendo a diario las clases. Esta situación, además de generar temor e incertidumbre en los padres, que tienen que ir de inmediato a retirar a sus hijos de la escuela, también ocasiona un gasto enorme, ya que se pone en marcha un protocolo muy costoso que involucra a las fuerzas de seguridad, sanidad y bomberos.

En ese sentido, Valenzuela emitió un comunicado escrito en primera persona y tuteando al vecino. Sobre el origen de las llamadas asegura que “quizás sean estudiantes, jóvenes que crecieron en el país de la viveza criolla y creen que es gracioso o pícaro“, y va más allá: “También puede haber un estímulo de la vieja política, a la que parece no importarle usar a jóvenes para crear inquietud en la sociedad”. Hizo referencia directa al docente de Quilmes imputado por haber hecho un llamado de amenaza en la misma escuela donde da clases.

LEA MÁS  Cómo será el operativo de seguridad por las amenazas de bomba

Sólo en el último mes, en Tres de Febrero se recibieron 126 denuncias de bomba en escuelas públicas del distrito y 40 en escuelas privadas. Se identificaron a 18 estudiantes, todos menores de edad y por lo tanto inimputables para la justicia.

Por ese motivo, el intendente inició una demanda civil a los padres, madres o tutores responsables de los jóvenes identificados como autores de los llamados. Esta decisión es inédita. Ningún intendente de los municipios afectados por las amenazas se había pronunciado en este sentido. La medida obliga a los padres a responder económicamente por las pérdidas que las acciones de sus hijos hayan provocado.

LEA MÁS  Cómo será el operativo de seguridad por las amenazas de bomba