El debate está abierta y la opinión, dividida. Algunos quieren mudar el Monumental, mientras que a otros no se les pasa por la cabeza. La polémica que viene creciendo día a día tuvo su punto álgido en Chile, cuando Rodolfo D’Onofrio se cruzó con un hincha de River.

Todo comenzó en la puerta del hotel donde River se hospeda esperando el duelo ante Palestino, cuando el presidente salió y se sacó fotos con los simpatizantes. Todo muy lindo hasta que escuchó la canción que también suena fuerte en los pasillos del Monumental: “Che D’Onofrio, no rompas las pelotas, la cancha no se vende, la cancha no se toca”.

D’Onofrios alió eyectado y, entonces, encaró a uno de los hinchas y lo increpó. “Es un mensaje nada más. A mí no me paga nadie. Esto es River, desde antes que usted esté”., contestó el joven, en un momento de tensión.

Mientras tanto, todavía es una incertidumbre qué pasará con el Monumental. Por un lado hay un proyecto para remodelar el actual estadio, en tanto que otro sugiere mudarse.