Tras la polémica que generó la inclusión de Aldo Rico en el desfile por el 9 de julio, Oscar Aguad quedó envuelto en un escándalo por una frase desafortunada. El ministro de Defensa relativizó el alzamiento “Carapintadas” y luego tuvo que pedir perdón.

Aguad había señalado: “Lo de los carapintadas es cosa vieja. Fue un acontecimiento chiquito en la historia que no tuvo ninguna implicancia. Yo no creo que haya puesto en jaque a la democracia, me parece que fue un movimiento como consecuencia de algo que venía de antes. Eso la democracia lo superó, no dejó que evolucionara, yo no le daría tanta trascendencia”, dijo a Radio Metro.

Tras estos dichos, múltiples dirigentes salieron al cruce del ministro, lo que generó que tuviera que salir a pedir disculpas. En un comunicado oficial del ministerio de Defensa, señaló que Aguad “Aguad “pide disculpas si sus dichos sobre ese hecho fueron mal interpretados y ofendieron a la ciudadanía, al tiempo que enaltece la figura del ex presidente Raúl Alfonsín, quien llevó adelante un enorme trabajo para conservar el orden institucional”.

Expediente pudo saber que al ministro Aguad le tiraron de las orejas y lo conminaron a pedir disculpas.

Para muchos, ya era tarde.