Alberto asoma un porcentaje importante que puede ser decisivo en octubre

El candidato del Frente de Todos está llegando a más del 41% de los votos. Hay desazón en el oficialismo.

Ya no importa tanto la diferencia sino los votos que está alcanzando Alberto en las PASO, que han confirmado la polarización de la sociedad argentina. Casi el 80% del electorado se ha dividido entre los dos frentes de la Grieta.

Las terceras posiciones juntas no alcanzan los dos dígitos de los votos totales, es decir están debajo del 10%. Las Primarias actuaron como una primera vuelta, y la propia Carrió señaló que octubre será la pelea definitiva.

Según los boca de urna, la fórmula de Alberto-Cristina alcanzaría 41 % de los votos y Juntos para el Cambio 38 %. Otra noticia mala para el gobierno es que en la provincia de Córdoba el macrismo gana por mucho menos margen que el esperado.

La distancia en el conurbano del kirchnerismo que apoya a Kicillof y la realidad cordobesa, explican el triunfo en las Paso de Alberto.

El “Soviético” está con menos holgura arriba que Alberto en las nacionales. Hubo corte de boleta importante y cruzado en Provincia.

El 41% o más resulta significativo ya que el 2% de votos en blanco que promedia en octubre juega a favor del que va puntero. No es irreversible pero al gobierno nacional le costará revertir la sensación de gusto a poco.