Alberto Fernández fue, sin dudas, el personaje político del fin de semana. El video de Cristina Kirchner postulándolo como candidato a presidente sorprendió a propios y extraños, y todas las miradas apuntan a este abogado de 60 años que entre 2002 y 2003 fue jefe de Gabinete del gobierno de Néstor Kirchner. En el lado B de Alberto Fernández, seguramente el menos conocido, hay otras pasiones que están alejadas de la política.

En 2016, Alberto Fernández adoptó una mascota. Un perro que apareció en reiteradas ocasiones en las redes sociales y que también se vio durante las entrevistas. Se llama Dylan, en honor al músico Bob Dylan.

Algunos lo dan como reemplazante de Balcarce, el can de Cambiemos que llegó a la Rosada con Mauricio Macri. Lo más curioso de todo esto es que Dylan ya tiene su cuenta de Instagram: “Mi mejor amigo es Alberto Fernández. Nací en Pilar y vivo en Puerto Madero. Soy un collie nacional y popular”.

Pero no es Dylan la única compañía de Alberto Fernández. La que siempre está a su lado es Fabiola Yáñez, la periodista y actriz que nació hace 38 en Misiones, se crió en Santa Fe, hizo su carrera en Buenos Aires y podría ser la Primera Dama. Es una de las panelistas de Incorrectas, el programa que conduce Moria Casán en América. También está en Radio 10 los domingos por la tarde con Nora Briozzo. Su carrera televisiva comenzó en Rosario, en 2002, con un programa infantil. Cuando desembarcó en Buenos Aires estudió teatro con Carlos Evaristo. Pese a tener un perfil bajo, el nombre de Fabiola Yáñez salió a la luz por la denuncia mediática que le hizo a Fabián Gianola por acoso sexual. Su cuenta de Twitter, que antes del anuncio tenía 600 seguidores, aumentó a 750.

El fútbol, claro, también es una parte importante para Alberto Fernández. Es fanático de Argentinos Juniors y amante de Juan Román Riquelme. Y apeló a una frase de Néstor Gorosito, ex DT del Bicho que hoy dirige al encumbrado Tigre, cuando le preguntaron sobre los pasos a seguir en la campaña electoral: “Recién dejábamos a Caruso Lombardi y le dije que no quería ver jugar al equipo así y me respondió una cosa que siempre guardé: ‘Si jugás bien tenés muchas chances de ganar’; nosotros tenemos que empezar a hacer las cosas bien”. Para que no queden dudas, también su perro Dylan apareció en las redes sociales con la casaca del equipo de La Paternal.

Fernández siempre opina de fútbol y lo hace, por lo general, a través de su cuenta de Twitter. Le pidió a la Conmebol “sanciones severas” en el caso del gas pimienta, y escribió que el ataque al micro de Boca en Núñez en la Copa Libertadores fue en “el terreno de la Seguridad del Estado”.

También castigó a Darío Benedetto, por cargar a un jugador de River tras marcar el gol en la final de Madrid. “Está mal enojarse para no jugar la final en River, querer ganar por resolución y sacarle la lengua a un adversario después de hacerle un gol. No es de un buen profesional hacer nada de eso. ‘El que ríe ultimo ríe mejor’, dice el refrán. FELICITACIONES RIVER!”.