Analizan cuánto puede pegar el caso del crimen del Ingeniero en la campaña de JxC

El tema preocupa tanto a Patricia como a Jorge Macri. Larreta tomó la decisión de echar a Burzaco sin titubeos pero la Ciudad mostró nuevamente que no es una isla en materia de inseguridad.

El primero en preocuparse es el ganador de las PASO en la Ciudad, Jorge Macri. No es solo el candidato a suceder a Larreta sino un funcionario de peso dentro de su gabinete. Eugenio Burzaco regresó al país tras su insólito viaje a los EEUU para ver el Us Open y a su hermano, el ex CEO de Torneos que colaboró con el FBI por el FIFAgate. Con un pie en al escalinata de bajada del avión, ya había sido notificado que dejaba la función pública

Fue la candidata a presidente, Patricia Bullrich, quien en el programa de LN+ conducido por Jonatan Viale, sin titubeos, dijo que debería haber regresado por cuenta propia mucho antes. Le marcó la cancha a Horacio sin la virulencia de la interna pero dejando en claro otra vez las diferencias.

El problema que tiene la campaña es que el electorado que quiera acompañarla pueda discernir la famosa tensión entre halcones y palomas y que crean que en el gobierno la cohesión va a ser indiscutible.

Justo ocurrió el crimen del ingeniero Mariano Barbier en la semana que Juntos (presentando a Melconian) pretende enfrentar la pelea económica con Milei. Justo también dio la causalidad que la nueva víctima de la inseguridad era un militante activo del espacio del libertario.

En reemplazo de Burzaco fue nombrado un hombre de Diego Santilli, Gustavo Coria. El dirigente que supo estar en varias áreas administrativas como el Ceamse, parece tener, al menos de arranque, el respeto de la fuerza de la policía porteña. La policía de la ciudad viene mostrando una cara de ineficiencia, de mínima. En el caso del ingeniero quedaron expuestos cuando fue un novillero de C5N encontró fácilmente el cuchillo con el que el delincuente apuñaló a Barbieri.

En los equipos de Jorge Macri saben que la materia inseguridad será vital en la campaña y analizan si no hay que salir a la cancha con algún nombre de ministro futuro. Mientras, esperan un buen arranque de Coria.