Arde la pelea en Casación entre dos K y vuelan las carpetas

Alejandro Slokar y la actual presidenta, Ana María Figueroa, se disputan la presidencia. Sus colegas están perplejos con la interna desatada entre ellos. “La tensión se nota en las reuniones”, cuenta por lo bajo uno de los jueces que está al margen de la pelea. Si la votación es hoy, Slokar estaría sacando una ventaja, pese a su cercanía con el Gobierno y con Justicia Legítima. Figueroa quiere la re reelección, aunque acumula un desgate enorme luego de un año en el que fue protagonista de varias polémicas. Su acercamiento a Carlos Zannini, que le habría prometido en algún momento un cargo en la nueva Corte, erosionó mucho su imagen.

En medio de la disputa, comenzaron a llover los carpetazos. El rumor de la semana fue el lujoso departamento que habría adquirido recientemente la presidenta de Casación en el barrio de Recoleta, sobre la calle Rodríguez Peña. Se habla de más de 500 mil dólares.

Los otros dos candidatos serían Juan Carlos Gemignani, de perfil confrontador con el Gobierno (nunca fue presidente de Casación) y Liliana Catucci, una de las históricas dentro del Máximo Tribunal penal. Ninguno de los dos tendría chances. Luego de las elecciones nacionales, Figueroa debe poner fecha para la votación en Casación.