En “Fútbol al Horno” apelaron al humor para elegir al técnico de la Selección Argentina. Bajo la conducción de Flavio Azzaro, se presentaron tres falsos entrenadores en el programa que “que los poderosos no quieren que veas”.

El primero que apareció fue Rally. “Sé andar en bicicleta. es lo único que sé, pedalear. Siempre fue mi sueño dirigir a la Selección”, dijo, ante la risa del resto de los panelistas.

Luego fue el turno de Silvester Scalone, que ingresó con una carpeta en sus manos. “Terminé el secundario, es es mi principal virtud. Y además tengo similitudes con Messi: ninguno fue campeón del mundo, por ejemplo. También dirigí papi fútbol durante toda mi vida”.

El tercero en cuestión fue Fabián. “Soy de Lugano y conozco todas las estaciones de subte: Dorrego, Malabia, Callao…”.

Azzaro resaltó que “los tres candidatos tienen atributos que Scaloni no tiene. Uno sabe andar en bicicleta, otro termino el colegio y el otro conoce la Argentina”.