En la mesa de Mirtha Legrand, esta vez el picante los pusieron los invitados. Fue la periodista Laura Di Marco la que encendió la mecha: “Los sindicalistas tienen el 80% de imagen negativa. Tienen un rechazo social enorme, ¿no lo hunden a Lavagna si tiene el apoyo de ustedes que tienen tan mala imagen?”.

El apuntado Luis Barrionuevo argumentó que “a mí me elije la gente”, a lo que Di Marco acotó: “Usted maneja mucho dinero de los trabajadores, es un hombre rico y hay una forma de votar que es bastante viciada”.

Entonces, sí, Barrionuevo reaccionó. Hubo un ida y vuelta con acusaciones y agresiones verbales. “¿Sabés cuántas cosas me ‘dijeron’ de vos?”, tiró el sindicalista, segundo antes que Mirtha le pusiera punto final a la discusión.