El teléfono sonó varias veces y sorprendió a la bailarina en una de las pausas en medio de su apretada agenda. El llamado provenía de un remitente privado. Ella atendió y del otro lado le dijeron “Un minuto, le va a hablar el Presidente”.

Mientras esperaba que le pasaran el llamado, Mora Godoy trató de controlar la ansiedad. Ella está acostumbrada a estar cerca de gente importante. De hecho bailó con muchas personalidades de renombre mundial, como el presidente Barack Obama.

Lo cierto es que Macri se comunicó con la renombrada bailarina de Tango para pedirle un favor: “Preparate algo algo para el G20”. A Mora, acostumbrada a los grandes shows que llevan meses de preparación, le llamó la atención el pedido del presidente y no dudó en preguntarle: ¿por qué? ¿Qué pasó?

El presidente de despachó inmediatamente: “Lo que armaron para el Colón, no me gustó”. Mora se comprometió a armar algo y puso manos a la obra.

Pero el llamado directo por parte de Macri a una de las máximas exponentes de la danza ciudadana, dejó al desnudo otra de las grandes falencias que viene mostrando esta cumbre de presidentes.

Se teme el desplazamiento de protestas en torno al Coliseo argentino. Anoche, Trump llegó al país y fiel a su estilo por Twitter pateó el tablero con China relativizando la posibilidades que se alcance algún tipo de acuerdo por el intercambio comercial.

Hace meses que se viene preparando un espectáculo para mostrarle, a los presidentes del mundo, en el teatro Colón. El contenido estaba guardado bajo 7 llaves, pero se supo que el encargado de la dirección es Ricky Pashkus y que la temática tenía que ver con mostrar paisajes, costumbres y valores de la argentina a través de un recurso audiovisual.

Ahora se supo, por el llamado del presidente a Mora Godoy, que cuando Macri pidió ver lo que venían preparando, puso el grito en el cielo, primero porque no le gustó nada y segundo porque en ningún momento apareció la danza que nos caracteriza en todo el mundo, sobretodo en China y Japón, países de los cuales sus mandatarios serán de la partida.

A pedido de Macri, Mora Godoy prepara una performance para sacarle viruta al escenario del Colón. ¿Sacará a bailar a Donald Trump?