Después del videíto de Macri con una vecina de Olivos explicando coloquialmente las medidas económicas, el columnista más influyente de los fines de semana, Alejandro Borensztein, reflejó un hastío en la forma de comunicar del gobierno. Aquí un extracto de su columna dominguera.

“No sé a usted amigo lector, pero a mí me gusta que me hablen claro. Una cadena nacional breve, sobria y precisa explicando asuntos importantes me resulta más efectiva que todas estas gansadas audiovisuales en las redes sociales a las que nos vienen sometiendo los que fueron gobierno, lo que son y los que pretenden serlo”.

“Es verdad que Cristina abusó hasta el hartazgo y arruinó para siempre el concepto de “Cadena Nacional”, como arruinó casi todo lo que tocó de este país. Pero los argentinos merecemos que alguien recupere la institución “Cadena Nacional” para ser usada cuando hay que explicar temas relevantes, como corresponde”.