“Bali” Bucca, el amigo de Tinelli, arrancó su maratón más dificil

El ex intendente de Bolivar es el candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires de Lavagna. Un integrante de la nueva generación que quiere posicionarse.

Eduardo Bucca, a los 40 años, acumuló ya una intensa experiencia en la política manteniendo un bajo perfil pese a ser el amigo de Marcelo Tinelli.

Dice que nunca le pidió nada a la estrella de la TV y que sabe que ahora el conductor de ShowMatch está desencantado de la actividad política.

En el deshilachado tercer espacio, que lidera Roberto Lavagna, quedó el dos veces intendente de Bolivar, a quien sus habitantes lo respetan como una especia de médico de cabecera.

Es que “Bali”, cirujano de formación, siente que tiene todo para crecer y ser parte de la renovación peronista, con otros de su generación.

Florencio Randazzo, que decidió guardarse en el freezer hasta nuevo aviso, lo alentó a esta brava competencia de mantenerse equidistante de los dos polos de la Grieta,

Bucca intenta abrir el debate a temas de importancia estratégica que la pelea del barro ignora. La salud y la educación son agenda en su labor como diputado nacional.

Hace poco recordó que tomó conocimiento de un científico del Conicet que inventó un dispositivo de alerta para avisar ante el escape de monóxido de carbono, y es ignorado por el estado y las empresas.

También apuesta a la descentralización de los hospitales públicos que suele llegar tarde a las dolencias y no practican la medicina preventiva.

Bucca es amante de los deportes, pudo seguir la carrera de tenista pero lo convenció apuntar primero a la medicina, y después jugar en la política. Se mantiene en línea corriendo la especialidad de ultra maratones. La última fue toda una prueba: 26 horas y 135 km, solo parando unos minutos para hidratarse en San Martín de los Andes.

Su campaña apuntará a la calidad de vida de los bonaerenses y piensa ir por el voto peronista al que no le convence la figura de Axel Kicillof. Quizás Vidal le termine agradeciendo.