Camaño volvió a construir en su pago

El quilmeño Eduardo Camaño volvió a la pelea territorial entusiasmado por el espacio del peronismo Federal. Su motivación es volver a se intendente teniendo en cuenta la floja gestión del cocinero de Cambiemos, Martiniano Molina.

A la vez, el kirchnerismo se encuentra dividido en ese distrito entre La Cámpora, Aníbal Fernández y el Barba Gutierrez, cuestión que ya se percibe en el Consejo Deliberante.

Todo esto lo encendió al veterano dirigente, quien frecuenta el entorno de Pichetto en el Congreso.