Conflicto abierto en Télam por un “protocolo de conducta” que regula las redes sociales

Los gremios lo rechazaron y se suspendió su aplicación.

El Sindicato de Trabajadores de Prensa (SITRAPREN) puso el grito en el cielo por la puesta en marcha de un “reglamento de conducta” dentro de la agencia oficial Télam. Entre otras cosas, se pretendía controlar el uso de las redes sociales de los periodistas. 

“El texto de ese documento regulatorio contiene imprecisiones que pueden llevar en el mejor de los casos a entorpecer la labor de los trabajadores de la agencia –en particular de los periodistas–, y en casos más graves derivar en arbitrariedades, actos de censura previa, abuso de poder y violación de la libertad de expresión, afectando de tal forma derechos constitucionalmente amparados de los trabajadores y las trabajadoras que representamos”, dice el comunicado del gremio.

El reglamento se puso en marcha este lunes pero a las pocas horas se tuvo que suspender. 

La polémica arrancó en septiembre del año pasado. El gremio se opuso en varias oportunidades pero las autoridades de la agencia igualmente avanzaron.

“Como las funcionarias saben desde hace años esta Asociación Sindical viene solicitando la formación de la Comisión Paritaria que establecen los arts. 70 a 75 y ccdtes. de la Ley 12.908, 25/26 del Dto. 13.839/46 y 38 de la CCT 301/75, justamente para que cuestiones como éstas sean analizadas, discutidas y consensuadas previamente con quienes representamos al colectivo de trabajadores y trabajadoras de la Agencia y evitar así impugnaciones y objeciones que, no obstante ser necesarias, terminan demorando el logro del objetivo pretendido”, dice el comunicado de SITRAPEN.

El Reglamento de Conducta que aprobó el directorio de Télam, presidido por Bernanda LLorente, también fue duramente criticado por la Comisión Gremial Interna (CGI) de Télam, alineada con el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba),