En Boca hay mucha bronca con Claudio Vivas, el reconocido entrenador de inferiores con pasado en la Selección Argentina. Dicen que sus modos no encajan en la vida cotidiana de los juveniles y ahora se sumó un nuevo episodio.

Resulta que un jugador de la Octava División denunció que Vivas le aplicó dos cachetazos en el rostro. Mamani, de 15 años, le contó a su padre y éste se presentó en el club para hablar con las autoridades, según cuenta el diario deportivo Olé.

Sin embargo, Vivas aclara que fue en tono de “broma”, algo que generó más dudas. Ahora, Boca citó a las partes para aclarar la situación y ponerle fin a este confuso episodio.

No es la primera vez que Vivas tiene un cortocircuito con sus dirigidos. El año pasado se cruzó con Grandis, lateral de la Cuarta. ¿Cómo terminó la historia? El jugador tuvo que dejar la institución.