“Quiero que se queden hasta el final y que la pasemos mal”. La frase de Dady Brieva, en septiembre del año pasado. conmocionó a la opinión publica. Según el actor, fue una operación empujada por el Gobierno para desprestigiarlo. Y dio datemos para apoyar su teoría.

“17 programas hablaron de mí, le dedicaron 3.45 horas durante toda la programación, canales abiertos y de cable, y unos 64 periodistas y panelistas hablaron del tema”, detalló el actor cercano al kirchenerismo en el programa de Andy.

¿Dady hizo un estudio de medios o alguien le acercó los nùmeros? Como sea, el actor volvió a despotricar contra el gobierno de Mauricio Macri y reivindicó su defensa del kirchnerismo, pese a los bolsos de José López. “Pasa que vivimos en un lugar muy careta, con una televisión muy careta, en un país muy careta donde los que hacen ciertas cosas son dos o tres… Yo no juego a eso, si vamos a hablar profundicemos un poquito más si no es medio aburrido“, se defendió.