El empresario Daniel Vila se brindó a un reportaje con ExpedientePolítico. Sus deseos truncos de ser el presidente de la AFA, el rol de los medios en la discusión pública y el deseo que se termine la Grieta, fueron algunos de los temas.

¿Le causó sorpresa lo que pasa con el FIFAGate? ¿Es algo que se preveía?

No me causa sorpresa, sí tristeza. Desde 2010 que denuncié a todos públicamente por un tema de lavado de dinero. En ese entonces había otros nombres que ya no están, pero la realidad es que me da mucha tristeza por el fútbol argentino.

¿Dónde quedó su sueño de ser presidente de la AFA?

(jaja) Ya no me quita el sueño. En esos tiempos tenía mucho romanticismo. Me llevé una enorme desilusión: el 99% de los dirigentes defendió a Grondona. Hasta cierto sector del periodismo miró para otro lado, y lo entiendo. Estar en su contra podría perjudicar su carrera. Lamentablemente, el público se quedó con la anécdota de lo que sucedió en la puerta de la AFA

Usted fue el crítico número uno de Grondona …

Comenzó su gestión mal porque fue designado por Rafael Videla en la dictadura. A partir de su poder surgieron los barras financiados, como sucedió en el Mundial de España 1982. Después, con la aparición del fútbol por cable, extendió su dominio y comenzó extorsionar y dominar a los clubes

¿Cuál es su opinión sobre Fútbol Para Todos? 

En su momento me pareció fantástico su creación para ponerle fin a un monopolio. Fue muy bueno para el estado poder quitárselo a Torneos y Competencias. Y ahora me parece correcto lo que hace el actual gobierno en rescindirle el contrato. En España, en Inglaterra y en muchos países hay que pagar para ver fútbol.

¿Estuvo a favor de Fútbol Para Todos, y luego en contra? 

Sí, porque fue un plan de emergencias. El fútbol es un gran negocio en el mundo y en la Argentina

¿Qué le parecieron las transmisiones de la Superliga?

Estoy absolutamente en contra y no me gustan. Fue apenas un cambio de nombres. Se puede llamar Superliga, Hiperliga o como quieran, pero los cambios deberían ser más estructurales. La AFA no cambió nada con la llegada de Tapia. Es más de lo mismo. No hay proyectos, no veo que se trabaje en la infraestructura ni en la federalización del fútbol y mucho menos con el tema de la violencia, el punto más importante porque la violencia está unida al narcotráfico que ha crecido muchísimo y seguirá creciendo.

Dejando de lado el deporte, ¿qué sensación le produce ver discusiones entre periodistas, como pasó en los Martín Fierro de la radio?

No es lo que más me gusta. Hoy más que nunca tenemos que respetar al público y tratar de acercar la brecha. Llegamos a esta situación porque nos olvidamos de escuchar al otro.

En ese sentido, Intratables ofrece una variante

El éxito de hoy era algo impensado hace cinco años. El secreto fue que Intratables supo ponerse en posición de hacer periodismo y se escuchan todas las voces.

¿Le gusta el gobierno de Macri?

En estos dos años apagó varios incendios. Recibió un enfermo en terapia intensiva y lo fue recuperando. Ya camina, no corre. Soy optimista y considero que va por un buen camino.