El juez federal Alejo Ramos Padilla fue al Congreso y expuso en la comisión de Libertad de Expresión que preside el kirchnerista Leopoldo Moreau. Su visita no pasó desapercibida y agitó la grieta.

El juez federal aseguró en su presentación que está “investigando una red de espionaje político y judicial de grandes magnitudes”. Según relató, hay diputados involucrados. “Se trata de documentos, archivos y legajos que tienen información sensible”, aseguró, entre otras cosas, quien investiga al fiscal Carlos Stornelli.

La exposición de Padilla se dio en la sala más grande del Anexo de Diputados. Allí, el kirchnerismo copó la sala para que no haya claros ante la ausencia de todos los diputados de Cambiemos y también de los del Peronismo Federal.

Durante la reunión los diputados del Frente para la Victoria apuntaron contra el oficialismo y principalmente contra Elisa Carrió y Paula Oliveto. Rossi fue el más enfático y aseguró: “Tenemos dos diputadas vinculadas a un aparato paraestatal de Inteligencia, y eso es causal de separación, porque es inhabilidad moral sobreviniente”.

La batalla rápidamente se trasladó a Twitter, donde ambas diputadas contestaron. Lilita apeló a la ironía, mientras que Oliveto habló de “show político”. Al mismo tiempo, periodistas K también aprovecharon y se sumaron al agite de la grieta. El Gato Sylvestre pidió “cuidar a Ramos Padilla”.