El discurso del presidente en la Asamblea Legislativa fue seguido atentamente por el ex jefe de Estado, Eduardo Duhalde, a quien lo sentaron al lado del Jefe de gabinete, Marcos Peña. En un clima de pase de facturas al peronismo, Duhalde fue casi un oficialista más aplaudiendo al líder de Cambiemos. Hace rato, que el Cabezón viene reclamando que lo convoquen para asesorar y acompañar el proyecto y que no vuelva Cristina.