El “Ahora 12” de Daer y la CGT le siguen haciendo precio a Macri

El masivo acto cegetista no dio una fecha concreta de paro general. Las bases exigieron a gritos y fricciones. Notorias ausencias del palco.Gambeteando la Plaza.

 

A Macri solo le faltó que las escaramuzas entre camioneros y los de UOCRA brindaran una espectáculo de Titanes en el Ring. El blooper de Daer, diciendo que  “El paro será a fin de año, digo, de fin de mes”, releva de mayores comentarios sobre la credibilidad que tuvieron los oradores.

De todos modos el mensaje para el gobierno fue una convocatoria por el peso de la realidad social multitudinaria. Eso de que un chori y un micro producen el milagro de un reclamo masivo es un reduccionismo tal como decir que la pobreza la inventó Macri.

Hubo caras y caretas. Ex funcionarios como Aníbal Fernández al que lo bajaron del tren fantasma (el palco), una linea de oradores de bajo peso político con las ausencias notorias de Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo, ¿Porqué no fueron?

El gesto fue no darle mayor dramatismo a la escena para darle una salida de negociación a la Rosada. En ese contexto también debe medirse el escenario de donde se montó en nudo de la marcha.No se eligió Plaza de Mayo sino una diagonal frente al Ministerio de Producción.

Las diagonales en el fútbol son una oportunidad para los carrileros. Macri sabe que si no da una señal con alguna medida concreta, el paro general será inevitable en abril.

Tal como lo adelantamos, la CGT no quiere romper. Todavía se puede cargar culpas por la insensibilidad empresarial y apelar a que los ex Ceos saquen un conejo de la galera.

Vendimia de bombos e insultos a Macri