En medio de importantes derrotas de Cambiemos, en el inicio del ajustado cronograma electoral, el ex golfista Gato Romero fue reelecto intendente en Villa Allende (Córdoba).

El Gato fue como Tiger y ganó con el 37 % de los votos en una provincia clave para el ADN de Macri presidente.

Macri lo llamó al Gato para felicitarlo , en una conversación entre felinos, dirían los bromistas.