El Frente de Todos viene trabajando hace meses en un sofisticado software para hacer su propio recuento de votos este domingo. De esta forma, busca obtener un resultado paralelo y compararlo con el que va a difundir oficialmente el correo.

El cerebro detrás de esta iniciativa es Carlos Zannini, el ex secretario de Legal y Técnica y ex candidato a vicepresidente.

Según pudo saber ExpedientePolitico, hace varios meses planteó la idea y ordenó armar un equipo de desarrolladores que empezaran a trabajar en un sistema para poder hacer un recuento paralelo al oficial.

El equipo de expertos se valió de un software libre llamado “Abaco” y le comunicó a Zannini que para lograr el recuento debían contar con una fotografía del acta de cada mesa de votación donde figuraran la cantidad de votos de cada partido.

Las autoridades del partido le pidieron autorización a la justicia electoral para que los fiscales del Frente de Todos puedan tomar una fotografía con el teléfono celular del acta de la mesa una vez finalizado el comicio, con el argumento de tener una garantía ante la posibilidad de un fraude. La justicia accedió.

Lo que no aclararon las autoridades partidarias es que esa foto iba a ser ingresada a un sistema para contar los votos al mismo tiempo que el Correo.

A días de la elección, la empresa SmartMatic, responsable del recuento provisorio, recibe cuestionamientos y presentaciones judiciales en su contra de parte de toda la oposición. En ese escenario, el “chiche” del Chino cobra mayor importancia.

Se espera que los números que consiga el Instituto Patria sirvan para generar un contrapunto con los datos oficiales. En el programa A Dos voces, Alberto Fernández admitió que harán su recuento paralelo.

Además, ya habría conversaciones con los dueños de los medios afines al kirchnerismo para que tengan acceso a esos datos y los puedan difundir en la noche de la elección.