El líder de Turf consideró “peligroso” votar a un chiflado

Joaquín Levinton fue sorprendido por un móvil de Crónica que instaló urnas para simular la votación de los argentinos. El líder de la banda Turf, muy simpático, tomó una boleta de Milei y tras amagar a votarlo la arrojó al piso. Luego votó por Massa. Lo justificó como votar por “le menos chiflado”. Luego hizo de cronista un rato e intercambió opiniones con una señora que votó a Milei.